Pilates Mat


El Método Pilates es un sistema de entrenamiento integral creado por Joseph Hubertus Pilates a principios del s.XX.

Joseph lo llamó Arte del Control o Contrología, y es que la finalidad principal del método es lograr un control total del cuerpo a través de un trabajo de cuerpo y mente.

Su método se basa en 6 principios fundamentales que son los que lo diferencian de otros sistemas de entrenamiento o acondicionamiento físico.


Los Principios del Pilates

cENTRO

Cuando hablamos de centro o powerhouse, nos referimos al conjunto de músculos situados entre la base de las costillas y la base de los glúteos.

Lo conforman la musculatura abdominal, los multífidus, cuadrado lumbar, dorsal ancho, psoas, suelo pélvico y glúteos.

El centro actúa como una especie de corsé natural que ayuda a sostener la columna y los órganos, manteniendo una correcta postura y estabilizando el tronco y la columna durante cualquier movimiento.

Mantener un centro fuerte nos permitirá movernos con más efectividad y con menor riesgo de lesiones.

CONCENTRACIóN

Como ya adelanté al principio, el Pilates es un método integral que trabaja cuerpo y mente.

Mantener la concentración durante la realización de los ejercicios te permitirá ser consciente de los músculos implicados en cada movimiento y lograr un mejor control del mismo.

CONTROL

Es el principio fundamental en la práctica de Pilates, por eso mismo Joseph lo llamó “El arte del control” o Contrología.

Es muy importante mantener una buena concentración para lograr el control del movimiento y de nuestro centro, además de la respiración durante toda la ejecución del movimiento.

Con el control en la ejecución del movimiento obtengo mejores resultados y evito lesiones.

El control lo conseguimos mediante la práctica.

RESPIRACIóN 

Una correcta oxigenación nos asegura la correcta activación de la musculatura, ya que el oxígeno es necesario para la contracción de los músculos. Además, nos facilita el movimiento natural, mejora nuestra concentración y ayuda a mejorar la ejecución de los ejercicios.

PRECISIóN

Primero muévete bien y después muévete mucho. Es decir, de nada sirve hacer un movimiento repetidas veces o a gran velocidad, si no somos conscientes de cómo lo estoy haciendo y de qué músculos estoy activando. Realizar los ejercicios con precisión se traducirá en una mayor efectividad del ejercicio.

FLUIDEZ

El movimiento debe ser suave y continuo, en armonía, no debe dar lugar a movimientos bruscos o entrecortados que puedan conducir a lesiones.

CONOCE SUS BENEFICIOS

Músculo – Esqueléticos
  • Tonifica la musculatura sin llegar a hipertrofia
  • Mejora la postura corporal
  • Aumenta la fuerza y la flexibilidad
  • Previene la osteoporosis
  • Combate el dolor de espalda
  • Previene y rehabilita lesiones


Neurológicos – Psicológicos
  • Mejora en el equilibrio
  • Mejora de la coordinación motora
  • Reduce el estrés
  • Aumenta la autoestima y el autocontrol
  • Mejora tu concentración
  • Mejora la calidad del sueño


Cardio – Respiratorios
  • Mejora la función pulmonar
  • Mejora toda la musculatura implicada en la respiración